domingo, 25 de abril de 2010

Soldados por siempre

Quienes reafirmamos nuestra vocación en las Escuelas Militares nunca dejaremos de ser militares.

Hace unos cuantos días, en mi habitual paseo por Internet, tuve la oportunidad de ver un video alusivo al Bicentenario del Ejército de Colombia y no puedo negar que además de la emoción que me produjo ver tal video, sentí en el fondo un sentimiento de sana envidia y una inmensa lástima por mis Fuerzas Armadas venezolanas, esas que poco a poco, tal como han ido cambiando de nombre y de uniformes, se han ido transformando en la guardia personal de un delincuente y tanto en instrumento del régimen para tratar de atemorizar a la disidencia en el país, como espantapájaros frente a países hermanos cada vez que se le ocurre llenarse la boca con la palabra guerra.

Que lástima tan profunda inspira lo que queda de nuestras dignas Fuerzas Armadas. Lo que los gobiernos anteriores no pudieron destruir, la dignidad que no pudo ser mancillada por más que lo intentaron y el honor que nunca pudo ser doblegado, han sido entregados en estado moribundo y en bandeja de plata al aprendiz de dictador sabanetero, por remedo de militares, traidores con sus hombros llenos de soles y estrellas mal ganadas, manchadas por la corrupción, la codicia, el delito y la cobardía.

Los valores institucionales han sido profanados por manos enguantadas de rojo, la noble tradición ha sido ridiculizada a más no poder, en medio de una comparsa hedionda a proselitismo político, derrochadora del dinero de los venezolanos y uniformada sin reglamento alguno de por medio, mientras que el primer responsable de tan bufo carnaval, el tirano de Venezuela, lucía un cantinflérico uniforme, diseñado por sabrá Dios que repugnante adulador anónimo.

Mientras tanto, en la zona fronteriza con Colombia, nuestros soldados y guardias nacionales, se las tienen que ingeniar para mandar a hacer sus uniformes con civiles porque las dotaciones nunca llegan, a menos que se trate de un nuevo uniforme ideado para llenar de dinero a fabricantes e intermediarios. El negocio de la confección de uniformes en Venezuela está floreciendo y en las tiendas de prendas militares de los Estados Unidos, se agotan las dotaciones de botas entre las tallas 71/2 a 91/2 (38 a 41). En las Escuelas Militares, los familiares gastan importantes sumas de dinero comprándoles a los cadetes guantes, hebillas, correajes y hasta implementos para las maniobras, como brujulas y sistemas de posición en tierra (GPS). Los servicios de intendencia (fábricas militares de uniformes y otras prendas para cada Fuerza) están quebrados.

Los antiguos vendedores de franelas rojas, ahora se apoderaron del negocio de los uniformes militares que seguirán cambiando, mientras tanto el dinero pagado por la materia prima se queda en dólares en el exterior, en donde se le da el debido uso en lucrativas inversiones o la compra de lujosas casas, botes, yates, lanchas, autos y hasta aviones en el odiado imperio.

La farsa chavista no tiene límite, escrúpulos, ni sentido del ridículo. Es cierto que el gobierno ha “adquerido” sistemas de armas en cantidades que sobrepasan las capacidades de uso de nuestras Fuerzas Armadas, pero los sistemas logísticos de apoyo se han quedado atrás por un gran trecho. Nuestros soldados en la frontera no se pueden comparar a las fuerzas en pie colombianas. Estas nos aventajan en moral e incentivo, en entrenamiento, en experiencia de combate, en equipamiento individual, en comunicaciones, en equipamiento para el combate nocturno (visión y escucha), en apoyo de contramedidas electrónicas y en técnicas de combate. Cada unidad táctica colombiana movilizada posee características de unidades élite, mientras que nuestros pobres reclutas solo tienen un fusil, municiones y una cantimplora, cero o muy mal entrenamiento, no pueden ver más allá de su nariz durante la noche ni oir más que los grillos y pájaros a su alrededor, su moral está baja por sentirse abandonados a su suerte, los únicos tiros que han oído son los suyos durante las pocas prácticas a las que han asistido, en vez de radios usan sus teléfonos celulares para comunicarse, una vez en el terreno no tienen como alimentarse y todavía siguen usando las tácticas de combate usadas durante los años 60.

Los comandos logísticos están en el piso. Durante el movimiento de los 10 batallones ordenado hace un par de años hacia la frontera con Colombia, el papelón fue descomunal. Solo se lograron mover con alguna dificultad 2 batallones y el apresto de los demás no permitió que se desplegaran. No habían autobuses ni camiones militares para apoyar tan “gigantesca” movilización, la cual para nuestras desprevenidas, desentrenadas y desmotivadas fuerzas era demasiado. Las consultas médicas se quintuplicaron, los accidentes se duplicaron, las bajas médicas sobrepasaron en una semana las cantidades acumuladas por las unidades involucradas en 3 meses y aunque no lo crean, se produjeron incontables solicitudes de permiso para despedirse de novias y familiares, lo que motivo a la negativa generalizada de los comandantes para evitar las deserciones. A nivel de oficiales, aunque a mucha menor escala, la situación fue la misma. La cara de sorpresa del Ministro de la Defensa ante tan sorpresiva e irracional orden, produjo un alud de comentarios adversos, sobre todo en el seno del Ejército. El gobierno, en su desenfrenada fiebre mediática no se atrevió ni siquiera a tratar de cubrir “la avanzada invencible” de sus fuerzas y los medios no supeditados a los mandatos del régimen tuvieron muy poco que cubrir, como lo fue algunos movimientos de blindados, cuya ubicación original era bastante cercana a la frontera, todo esto sin contar, que los escasos movimientos detectados entre nuestras fuerzas se circunscribieron a unidades fronterizas y nunca en vías de aproximación vinculadas a los planes de operaciones existentes.

La paradoja armamentista chavista se ve entonces representada por una inmensa cantidad de gasto en sistemas de armas, aunque con un alto poder destructivo, de dudoso grado de actualización y carente del soporte logístico que asegure su operatividad hasta en un corto plazo. Existe información no confirmada, sobre el primer lotes de Sukhois comprados a Rusia, los cuales supuestamente eran usados, inicialmente por la propia aviación Rusa y luego por la China, país que los devolvió a los rusos precisamente porque los había adquirido como nuevos. Entonces, apareció Venezuela con su ejército de negociantes y luego de algunas "gordas comisiones", el tiempo y el uso desaparecieron, para que los Sukhois volvieran a ser "nuevecitos". A todo lo anterior, se une el problema del entrenamiento y la proeficiencia de los operadores aéreos y terrestres, lo cual nos hace sospechar que en un futuro próximo, ante la debilidad creciente de nuestras Fuerzas Armadas, que apunta hacia su desaparición, podrían ser reemplazados por extranjeros largamente familiarizados con los equipos del bloque armamentista oriental, como los cubanos, iraníes, afganos, irakíes, jordanos, etc.

Con todo este bagaje de conocimientos sobre la real situación de nuestras Fuerzas Armadas y las verdaderas intenciones del régimen, no me queda sino sentirme inmensamente triste por el inmerecido fin que el chavismo le depara a un gran ejército hoy representado por los componentes Ejército, Armada, Aviación y Guardia Nacional de Venezuela, que si bien desapareció y reapareció a través de los tiempos, sigue siendo el heredero del glorioso Ejército Libertador de nuestra patria, hoy sumido en la indignidad y en la pobreza de espíritu y de valor, gracias a la traición de uno de sus hijos y más aun, me llena de rabia y de dolor, el ver que en otros países, aún en aquellos bajo el control de los socios de Chávez, la dignidad y el honor reboza a través de las expresiones de sus jefes y de sus tropas. No me queda duda, que en un enfrentamiento bélico con cualquiera de estos países, el nuestro quedaría irremediablemente derrotado en nuestro propio territorio, porque lo único capaz de trascender de nuestras propias fronteras sería el arma aérea, la cual causaría serios destrozos a la infraestructura de cualquier vecino, pero hasta ahí. Los pocos hombres que la orden insensata hicieran pisar territorio extranjero, los recibiremos de vuelta enfundados en bolsas negras, para que el régimen, en medio de ascensos y condecoraciones postmortem, promesas a sus familiares y duelo nacional, sobre horror de sus cadáveres y el dolor de sus familias, arme la parranda mediática y política a su favor aprendida durante los casi 12 años de infecundo e infortunado gobierno.



video

domingo, 18 de abril de 2010

Las FARC - ETA - CHAVEZ.

Aunque lo niegue millones de veces, en cualquier momento lo admitirá.

El 26 de octubre del 2002, aproximadamente a las 2 de la tarde, realicé una serie de denuncias ante la opinión pública, que valieron que se me acusara del delito de “Instigación a la rebelión”. Entre las mismas, señalé un hecho que para ese momento parecía tener poca importancia, como lo era el permitírsele por orden del Ministro del Interior, el ingreso al país a dos damas cuya visa por una sola entrada al país, concedida en el consulado de Venezuela en Cuba por el embajador Pedro Montes Prado, ya había sido utilizada. La denuncia pública de este hecho tenía como circunstancia que llamaba la atención, que el padre de una de las damas y esposo de la otra, se presentó al pasillo de tránsito del aeropuerto escoltado por dos funcionarios de la DISIP, quienes también cumplían instrucciones del Ministro Ramón Rodríguez Chacín.

El personaje en cuestión y su escolta se retiraron del aeropuerto acompañados por las dos damas, quedando como constancia del episodio, el registro correspondiente en el libro de novedades, incluyendo una nota a manuscrito de la más joven de las damas denunciando maltratos contra sus personas, los videos de las cámaras de seguridad del recinto aeroportuario, copia de sus dos pasaportes y detalle a manuscrito de sus datos de localización en Venezuela.

Quedó como prueba de lo ocurrido, como ya dije, en ese libro la siguiente inscripción (Copia fiel): “Siendo las 23:00 hrs por instrucciones del General Ferreira Director de la DIEX se autoriza el ingreso a las ciudadanas colombianas Restrepo Londoño Yamile pasaporte Nº AG388960 y Mónica María Granda Restrepo pasaporte Nº AH000372 quienes fueron inadmitidas según oficio JS122. Las mismas no fueron objeto de maltrato físico ni moral. Deja constancia el Tte (GN) Juan Carlos Caguaripano. Se presenta en esta oficina (Siendo las 00:10 hrs) el ciudadano colombiano Rodrigo Granda Escobar, y los funcionarios de la DISIP José García y el Detective José Naranjo (Siendo las 23:45) solicitando información acerca de las dos pasajeras”

Es procedente preguntarse, por que razón, estas personas eran tan importantes como para que el mismo Ministro del Interior ordenara que se violaran los procedimientos establecidos legalmente para dejar ingresar al país a dos damas que no podrían hacerlo en circunstancias ordinarias? Igualmente, cabría preguntarse: que hacía un ciudadano colombiano, familiar de estas dos damas, escoltado por dos funcionarios de la DISIP, en un lugar restringido solo para viajeros del aeropuerto internacional de Maiquetía? La respuesta a estas preguntas es la siguiente: La importancia de estas personas residía en el hecho que eran la esposa y la hija del Canciller… Pero no del Canciller de la República de Venezuela ni de ningún otro país. Se trataba nada mas y nada menos que de el denominado Canciller de las FARC, quien precisamente en esos días, desde Caracas se encontraba haciendo los preparativos necesarios, para que miembros de ETA realizaran cursos de entrenamiento en terrorismo en campamentos de las FARC , así como un intenso trabajo de coordinación entre el grupo terrorista que representaba y otros de cómo el MRTA, el ELN, ETA, IRA y otros que solo el tiempo nos dirá.

La llegada de Ramón Rodríguez Chacín al Ministerio del Interior no tenía otro objetivo que el de apoyar desde ese cargo la preparación a nivel continental el escenario en el cual un movimiento bolivariano, que llegó a crearse en el 2003 con el nombre de Coordinadora Continental Bolivariana, bajo el auspicio de Hugo Chávez, agruparía el esfuerzo ideológico, político, propagandístico y logístico de todos los grupos insurgentes en América Latina contra las democracias existentes. Los sucesos del 11 de abril del 2002 retardaron un poco tales iniciativas, pero se reanudaron luego de que “Moncho” (Ramón Rodríguez Chacín) al dejar la cartera de Ministro del Interior y Justicia, se dedicara con todo el apoyo económico y político del gobierno, a continuar su obra desde la clandestinidad y con un perfil bajo, que es la condición con la que se siente más cómodo.

A raíz del conocimiento que se tuvo de las comunicaciones entre miembros de las FARC que quedaron en las computadoras de Raúl Reyes, comenzaron a conocerse detalles que involucran a Rodrigo Granda con el trabajo de coordinación con ETA y otros grupos terroristas del mundo, esfuerzo que ha dado muy buenos resultados gracias al apoyo del gobierno venezolano, el cual es la mano que desde las sombras, mueve los hilos logísticos y financieros que han hecho viajar por el mundo a los emisarios de las FARC y han ayudado a concretar alianzas que parecían imposibles como la del ELN-FARC, ETA-FARC, MRTA-FARC, FBL-FARC y otras cuyas evidencias no están muy claras. Nuestro territorio, además de nuestro gobierno, ha sido determinante en estos apoyos, al servir de sitio seguro para los conciliábulos terroristas y como puente de tránsito para dirigirse hasta donde les de la gana, identificados con los nombres, apellidos y números de identidad que mejor les parezca.

La verdad que comienza a aparecer tras el engaño del gobierno venezolano hacia la comunidad internacional, es asquerosa, tenebrosa y muy peligrosa, tanto para los que han urdido la trama, como para los que indiferentes que se escudan en el presunto desconocimiento en el que supone encuentran.

El 14 de Julio del 2003, llegaron a Maracaibo 4 etarras a quienes las FARC impartieron el curso de adiestramiento en el campamento de Marín Arango. Durante el mismo, los narcoterroristas solicitaron a ETA su colaboración para recabar información sobre la ex embajadora de Colombia en España Noemí San Posada; el ex presidente de Colombia Andrés Pastrana, y Bernardo Gutiérrez (periodista y ex guerrillero del Ejército Popular de Liberación). ETA comunicó a las FARC que no tendría dificultad para localizar a Sanín y a Pastrana.

Tal información se desprende de algunos correos localizados en las computadoras de Raúl Reyes. En dichos correos se advierte la participación de Rodrigo Granda Escobar en su función de Canciller de las FARC, quien además era el contacto entre las FARC y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) del Peru, cuya presencia en Venezuela está representada por “Nicanor”, “Edmundo” y “Andrés”, integrantes del movimiento Encuentro Perú Pueblo, creado en Caracas y afiliado a la Coordinadora Continental Bolivariana.

De la lectura de los siguientes correos se puede tener una idea del grado de involucramiento de Rodrigo Granda Escobar con ETA:

7 de febrero de 2002.
De RodrIgo Londoño Echevarria, (Timochenco). Para Raúl Reyes: “Esta semana Rubén (Rubén Zamora, dirigente de las FARC en Venezuela) me mandó unas propuestas para intercambiar cursos con ETA, surgidas de una reunión que tuvo con un delegado de ellos”(Arturo Cubillas, Director adscrito a la Oficina de Administración y Servicios del Ministerio de Agricultura y Tierras de Venezuela)

7 de junio de 2002.
De Rodrigo Granda Escobar. Para Raúl Reyes, Olga Lucía Marín y Marco Calarca: “Arturo (Cubillas), integrante de ETA, comenta que tiene contacto telefónico con Rubén Zamora, habiendo conversado ambos la semana pasada”.

9 de julio de 2003.
De Raúl Reyes. Para Luciano Marín Arango : “Ricardo (Rodrigo Granda Escobar) conversó telefónicamente con los amigos de Navarra, ya están en comunicación con Amparo, ellos son cuatro y llegan a Maracaibo el lunes 14, para que los reciban” (Primer curso de adiestramiento en el campamento de Marín Arango).

5 de agosto de 2003.
De Luciano Marín Arango. Para Raúl Reyes: “Los amigos de Navarra y de Bilbao se encuentran ya en la recta final. Según ellos han sobrepasado las expectativas. Están contentos”.

27 de septiembre de 2003.
De Raúl Reyes. Para Pedro Antonio Marín: “Los amigos de ETA, recientemente recibieron un curso donde «Iván» (campamento de Marín Arango), solicitado por ellos. Se les planteó allí la posibilidad de contribuirnos con trabajos en España y otros países. Se habló de Pastrana, Noemi y Bernardo Gutiérrez, según comunican ahora no tienen muchas dificultades en localizar a los dos primeros”.

Para diciembre del 2003, Ricardo Granda, continuaba cumpliendo desde Venezuela, con sus función de concretar la alianza FARC - ETA. Su presencia había sido descubierta en el aeropuerto de Maiquetía la noche del 31 de enero del año anterior (2002), cuando se presentó acompañado de sus escoltas de la DISIP en la zona de “Tránsito internacional” del aeropuerto, zona a la que solo los viajeros internacionales pueden tener acceso tanto para ingresar como salir del país, para facilitar la entrada al país de su esposa Yamileth Restrepo y de su hija Mónica María.

La realización de un segundo curso de miembros de ETA con las FARC y las dificultades por la que atravesaba ETA en España a raíz de algunas detenciones, preocupan a Granda y mantiene informados a los altos mandos de las FARC, en especial a Raúl Reyes,

1 de diciembre de 2003.
De Granda Escobar Para Raúl Reyes: “Los etarras están de acuerdo en entrevistarse con «Raúl Reyes», si bien tienen un inconveniente para comunicar con su dirección que permanece en Europa, y ello implica algún tiempo, confirmando que la reunión podría realizarse la segunda quincena de enero”.

2 de diciembre de 2003.
De Raúl Reyes Para Granda Escobar: “Con los etarras y demás interesados en venir, por ahora mantenemos nuestra disposición a recibirlos”.

6 de diciembre de 2003.
De Raúl Reyes. Para Manuel Marulanda, (Tirofijo): “Gente de ETA y otros más proponen venir del 20 de diciembre en adelante o primeros quince días de enero. Necesito definir si los recibo esos días o si mejor los citamos para marzo o abril”

17 de julio de 2004.
De Granda Escobar. Para Raúl Reyes: “Los de ETA dieron el perfil del personaje, dicen que han tenido un mal año con muchas detenciones de gente de su dirección y por el momento es imposible que alguien de ellos pueda moverse por razones de seguridad”

4 de octubre de 2004.
De Granda Para Raúl Reyes: “Los etarras manifiestan que es cierto que recibieron un duro golpe en Francia aunque habían tomado medidas para continuar con su actividad”. (Las operaciones antiterroristas en España en el 2004 habían debilitado sobre todo el aparatos militar y logístico de ETA, especialmente el golpe que el 3 de octubre de 2004 permitió la detención de Mikel Albizu y Soledad Iparraguirre).

A estas alturas, quien puede decir que el gobierno venezolano no sabe a que se dedica Rodrigo Granda Escobar, si es quien le provee de dinero, identificaciones, pasajes, escoltas, comodidades e información. Es un hecho, Rodrigo Granda Escobar está vinculado a ETA y también lo está Ramón Rodríguez Chacín y Hugo Chávez. Dentro de muy, pero muy poco tiempo, esta verdad saldrá totalmente a flote y ya veremos que hacen este par de paladines del mal para escapar de su responsabilidad histórica.

domingo, 11 de abril de 2010

El 11 de abril no debió ser en el 2002

Las razones por las cuales desconocíamos la autoridad de Hugo Chávez, no parecieron suficientes en el 2002.

Como reaccionaría el pueblo venezolano si hoy, 11 de Abril de 2010, militares, y verdaderos patriotas hicieran público un pronunciamiento que anunciara "Hemos decidido dirigirnos al pueblo venezolano para desconocer el actual régimen del gobierno y la autoridad de Hugo Chávez Frías y del Alto Mando militar" y que además agregara "No podemos aceptar un tirano en la presidencia. Su permanencia en el cargo amenaza al país con la desintegración” y que señalara como causas: "por contrariar los principios y garantías democráticas" y "menoscabar los derechos humanos de los venezolanos". Un manifiesto, donde además anunciaran el repudio de las Fuerzas Armadas a la presencia cubana en su seno y en el de la Administración Pública y demás instituciones del Estado. Una posición institucional desde la que se rechazara los vínculos de las instituciones venezolanas a las FARC y al ELN forzados por la dirigencia chavista.

Yo imagino que la respuesta del pueblo venezolano sería distinta a la del año 2002 y la de Hugo Chávez idéntica a la asumida cuando la cobardía que lo caracteriza, lo hizo salir despavorido en búsqueda de alguien que pudiera detenerlo y a la vez protegerlo de cualquier peligro o tal vez muy parecida a la del 4 de febrero de 1992, cuando el miedo no le permitió salir del Museo Histórico Militar y pidió que lo fueran a buscar allí, en donde se entregaría con todas las garantías.

Ese 11 de Abril, vistos los desmanes que venía cometiendo el Presidemente Chávez valiéndose de las inacción de las instituciones venezolanas frente a sus deseos, más los sucesos en desarrollo ese día, que hubiesen sido muchísimo más graves si se hubiese permitido la aplicación del Plan Avila en contra de más de 500.000 personas en las calles de Caracas y se hubiera dejado actuar al gobierno impunemente contra la población, se produjo el manifiesto en el cual participamos, el Vicealmirante HÉCTOR RAMÍREZ PEREZ, Jefe del Estado Mayor General de la Armada, los Contralmirantes DANIEL LINO JOSÉ COMISSO URDANETA (Jefe de Planificación de la Inspectoría General de la FAN) y FRANCISCO NORIEGA ( Jefe de Logística del Estado Mayor General de la Armada); los Generales de Brigada de la Guardia, los Generales de Brigada del Ejército VIDAL RIGOBERTO MARTÍNEZ (Jefe del Comando Logístico del Ejército) y HENRY LUGO (Inspectoría de la FAN), los Generales de Brigada de la Aviación Militar CLINIO RODRÍGUEZ Y PEDRO PEREIRA" y los Generales de Brigada de la Guardia Nacional OSCAR JOSÉ MARQUEZ (Agregado Militar en Colombia), RAMÓN LOZADA (Jefe de la Guardería del Ambiente) y MARCO FERREIRA TORRES (Director de ONIDEX).

Desde horas de la mañana, se detectó la puesta en práctica por parte del gobierno una maniobra para enfrentar salvajemente un presunto golpe de Estado en su contra, para lo cual se había preparado a espaldas de sus mismas instituciones, dejando a cargo de las acciones preventivas y represivas a sus más inmediatos, mas que seguidores, cómplices. Las señales de alarma se dispararon cuando se ordenó retirar a la Guardia Nacional de la zona de Chuao, donde los manifestantes estaban reuniéndose en protesta contra las medidas aplicadas contra los gerentes de PDVSA, allanando toda resistencia para que la marcha no avanzara hasta Miraflores, mientras que por otra parte, diversos voceros del gobierno llamaban desesperadamente por radio y televisión a sus seguidores para que fueran a Miraflores a defender a la revolución. Para quienes no estábamos de acuerdo con el régimen, a pesar de que institucionalmente nos manteníamos apegados a la Constitución y a las leyes y a nuestros principios de obediencia y subordinación, llegó el momento de hacer algo por nuestro país y lo único que podía hacerse, era llamar a las Fuerzas Armadas a desobedecer las órdenes que el gobierno daba para “aplastar” a sangre y fuego una rebelión inexistente, ante el temor que la protesta pacífica de la multitud generaba en el corazón del cobarde ocupante del Palacio Presidencial.

Para que funcionara tal maniobra del gobierno, era necesario que la oposición dirigiera la marcha hacia Miraflores y que sus seguidores se enfrentaran con los manifestantes, para dar una lección a la oposición y un alto a la creciente resistencia a la aplicación de medidas radicales de su parte, lo que obligaría a usar a las Fuerzas Armadas y a la Policía para “restituir el orden público” y desvincularse de la responsabilidad, no obstante, los defensores de la revolución necesitaban un apoyo y el gobierno se los brindó en la persona de francotiradores instalados cómodamente en las alturas de los edificios que la Casa Militar debía haber tomado y que deliberadamente abandonó ese fatídico día.

La masacre del 11 de Abril no fue el único intento del gobierno para aterrorizar a la disidencia. El 5 de Diciembre de 2002, ante una marcha que llegaría hasta las instalaciones de PDVSA en La Campiña, en horas de la noche y parte de la madrugada, un video aficionado registró los preparativos para la agresión por parte de seguidores del gobierno con armas de fuego, lo que obligó a que dicha marcha no se produjera. Ante el desplante de la oposición, el gobierno comisionó al portugués Joao de Gouveía, para que condujera el atentado de la Plaza Altamira donde resultaron asesinados 3 inocentes y heridos 19 más. También, se han producido a nivel nacional muchos más casos de intimidación al estilo 11 de abril, aunque en una escala mucho menor, tales como el caso de la señora Ron en Altamira, la Sra. Carrizo en el Zulia y muchos más, en los que los mensajeros del gobierno dejaron estampada la firma de Hugo Chávez sin lugar a dudas.

Transcurridos 8 años de la fatídica fecha, la fuerza de los hechos actuales nos ha dado la razón a quienes desconocimos el 11 de abril a este desalmado y cobarde mandatario, a quien el miedo no solo lo ha llevado a rendirse más rápido que un rayo, sino que ha llevado a ordenar los crímenes más repugnantes que recuerde la historia venezolana.

Lo que viene en el futuro de este cobarde es una deshonrosa salida, no por la vía de un golpe militar ni intervención extranjera, sino por la fuerza del pueblo en la calle masivamente. En el 2002 hubo miedo de ambos lados dada la naturaleza de lo ocurrido y la falta del apoyo popular cegado por las falsas promesas y el dinero repartido a manos llenas, pero hoy en día, la erosión de ese apoyo es lo que hará que su gobierno concluya por los escandalosos desaciertos de su gobierno.

La ocasión menos traumática podría resultar la salida electoral de septiembre, sin la cual será inevitable que el país entero salga a la calle y por varios días estará encendido en protestas contra el régimen. Chávez no tendrá otra opción que aceptar, dado su alto umbral de cobardía, un resultado electoral el cual parece día a día tornarse más adverso. De ahí su desesperación por acosar a la oposición, pero el desarrollo de la lucha contra la violación de los derechos humanos en el mundo terminará por acorralarlo.

Si el 11 de abril se repitiera el dia de hoy, el futuro de Hugo Chávez sería la cárcel al menos por los próximos 30 años, por lo que su añorado 2021 podría ser su cumpleaños de cárcel número 11, bastante lejos de lo que ha predicado a lo largo de su decepcionante mandato.

domingo, 4 de abril de 2010

El acertijo chavista

El fascinante mundo de las probabilidades dibuja un amplio espectro de posibilidades para el chavismo... todas ellas terminan en desastre.

Como el piloto de un avión de combate con sus turbinas a punto de apagarse por falta de combustible, el vulgar presidente de nuestro país, amenaza con soltar sus bombas, disparar sus misiles y hasta embarcarse en un misión Kamikaze, en su desquiciada misión divina de luchar contra el imperio. Incapaz de hacer aterrizar su avión, se ha mantenido orbitando sobre el destino de nuestro país durante 11 años sin atinarle a ninguno de sus intentos de aterrizaje. Mientras tanto, ha desperdiciado horas de vuelo, combustible y la vida útil de su avión se acerca a su final. No tendrá hangar donde hacerle las reparaciones a su maltratada aeronave, así como tampoco donde poner el combustible que necesita y por último es imposible que logre un exitoso aterrizaje de emergencia. Sencillamente, se va a estrellar: Es solo cuestión de tiempo, muy poco tiempo.

Frente a la crisis eléctrica se las ingenió para encontrar un culpable y lo hizo con “El Niño”, culpándolo de todos los apagones y haciendo cómplice del fenómeno a los gobiernos que acudieron a las fuentes hidroélectricas de electricidad. Ahora con la llegada de las lluvias, que marcan la ida de El Niño, la teoría gubernamental se verá sometida a la más dura prueba de credibilidad. Sinceramente creo que el bocón de Miraflores saldrá reprobado.

Ante la crisis de seguridad, traducida en los niveles de inseguridad más altos de la historia venezolana, las conocidas “focas” llegaron a asegurar que todo se trataba de una conspiración de los paramilitares colombianos, por supuesto con la complicidad de la oposición y de la CIA.

Frente a la crisis económica frente a la cual estábamos “blindados”, su arma fue el desconocimiento de tal crisis, a pesar de la sub crisis por la que atraviesa la industria petrolera marcada por un descenso de la producción que no ha permitido sacar provecho de los atractivos precios del petróleo. No tardará en culpar a los gobiernos anteriores de no haber diversificado el aparato productivo del país y por hacernos petrodependientes.

No hay coyuntura económica, social o política que se presente, para la cual el creativo gobierno bolivariano no tenga una excusa y al mismo tiempo una acusación contra sus “enemigos”. Lo que importa es que sirva a sus propósitos, sin importar el tamaño o la calidad de la mentira. Así, de mentira en mentira se le han ido los años al chavismo, solo que la misma tiene piernas muy cortas y la verdad cada día se hace más visible entre la cortina de humo que chavistas radicales, chavistas de oportunidad, chavistas convencidos y chavistas que ya no quieren seguir siéndolo pero no encuentran “en que palo ahorcarse”, han tendido para ocultar más que sus desaciertos sus pecados.

Todos los días, al chavismo se les presenta una nueva oportunidad para alargar su presencia en el escenario político venezolano, pero la lengua de su descerebrado jefe termina por enviarla a la basura, mientras que por el contrario, cada chance que la suerte pone frente al analfabeta funcional de Miraflores, termina por ser desperdiciada como producto de la obediencia ciega e irreflexiva de las sempiternas focas tropicales; total que como diría Luis Herrera Campins, “Dios no le dio cacho a burros”, vale decir que la gran mayoría de los chavistas saben de política y de gobernar lo que “sabe un burro de freno”.

Un balance de los últimos 11 años, es decir de toda la existencia del chavismo como gobierno o mejor dicho como expresión de desgobierno, nos indica que el método de ensayo y error ha sido la única herramienta de sus hombres y mujeres, incluidos los gays y lesbianas, para gobernar cuando han querido hacerlo y que lo único que si les ha funcionado es el recurso de la corrupción y del engaño, engaño en el cual han incluido a su propio jefe, en reciprocidad a los que éste les ha enseñado.

El destino de Hugo Chávez en cierta forma se encuentra atado a la suerte del chavismo, aunque paradógicamente el del chavismo cada día se aleja más del destino de su jefe. Cuando todo acabe, seguramente que muchos chavistas permanecerán en su patria, mientras que como diría Oscar Yanez, el “zarandajo” de Sabaneta se irá con unos pocos de sus seguidores y aduladores a disfrutar del dinero robado durante años a los venezolanos.

Mientras tanto, quienes no participan de ninguna manera en la desvergonzada orgía chavista, poco a poco se van definiendo tal como fragua el cemento bajo el sol y la brisa, con menos posibilidades de volver a su estado inicial, tal como lo muestra el último Estudio de Opinión Pública Nacional de Keller y Asociados, el cual arrojó que el 32% de la población se considera anti-chavista, en tanto que 31% es chavista, mientras que el 37% se define como neutral políticamente.

Como se repitió en muchos lugares en un momento del año 1999, “llegó la hora” cuando se celebraba el triunfo del candidato Hugo Chávez, muy pronto se comenzará a decir en todos los rincones de Venezuela, “les llegó la hora”. El chavismo resultó ser el malo de la política y como todo malo terminará apabullado por el bueno. Por eso tal vez su empeño por parecerce a los buenos, las víctimas y los desamparados frente al imperio, la feroz oposición, el ladino vecino colombiano y el abominable capitalismo, pero si no fueron suficientes casi 12 años, menos lo serán los meses que les quedan, más aún, cuando su remedo de sistema va de retorno al hueco de donde salió, tan obscuro como la verruga que adorna las sienes del simio, bajo las cuales un minúsculo minicerebro, por demás vacío e ignorante, se desvanece borracho de poder y de impunidad.